GUIA de AMSTERDAM
Museos de Amsterdam
 

Google
 
 
 
 IR A AMSTERDAM 
AMSTERDAM 
La Plaza Dam
ENLACES UTILES
Holanda-España
OTRAS GUIAS
Madrid
Londres
Bruselas
RECOMENDADOS
Directorios
Webs amigas
Vuelos baratos
 
 
 

 
 

 

 

 
Amsterdam, como moverse. Transporte público en Amsterdam, bicicleta, tranvía,  metro, autobús y todo sobre la excelente red de transporte público de Amsterdam.

COMO MOVERSE POR AMSTERDAM  

  Al no tratarse de una ciudad excesivamente grande, lo mejor para disfrutar en Amsterdam es olvidarse del coche y siempre que sea posible disfrutarla a pie o en bicicleta, y si no utilizando su eficiente red de trasporte público

  La bicicleta:

 Amsterdam es una ciudad adaptada a la bicicleta, siendo de hecho la forma de moverse por excelencia dentro de la ciudad. El hecho de que Amsterdam sea una ciudad casi por completo llana favorece la utilización de este sano y ecológico medio de transporte. Además, el hecho de llegar a Amsterdam sin bicicleta no es obstáculo ni excusa para no utilizarla, ya que existen diversas conpañías dedicadas a su alquiler.

  EL Metro:

  El metro de Amsterdam no está tan desarrollado como el de otras capitales europeas, pero por contra al tratarse de un metro moderno resulta muy cómodo y eficiente. En cualquier caso y a pesar de la comodidad que ofrece no ha logrado de momento imponerse al tranvía (con una red mucho más extensa) como medio de transporte estrella de la ciudad. Plano de metro de Amsterdam

 

  El tranvía:

  Sin duda el medio de transporte estrella de Amsterdam y el más característico y entrañable de la ciudad. El tranvía es un medio de transporte rápido, eficiente y además le da un toque romántico y característico a la ciudad. Altamente recomendable.

  Lineas de Autobús:

  Los autobuses no se utilizan tanto como el tranvía en Amsterdam, a no ser que nos dirijamos hacia las afueras, en cuyo caso resultan muy prácticos.

 

  Taxis:

  A evitar siempre que sea posible, ya que resultan muy caros. Para coger un taxi debemos dirigirnos a una parada de taxi, que suelen encontrarse en las principales plazas de la ciudad, o si no deberemos llamar a uno para que venga a buscarnos al lugar donde nos encontremos.

  El Coche:

  Amsterdam puede considerarse como una ciudad anti-coche, y está diseñada, pensada y desarrollada para que no sea necesario su utilización por el centro de la ciudad (insistimos: su red de transporte público es excelente). Aparcar cuesta dinero en toda la ciudad, y las tarifas en los parkings suelen ser caras. Además, si tenemos la tentación de no pagar el parkímetro es fácil que nos llevemos una desagradable sorpresa, ya que el estacionamiento está muy vigilado y las grúas actúan con rápidez y efectividad.
  En cualquier caso para los días destinados a ver los alrededores de Amsterdam o realizar la obligada visita al
Amsterdam Arena siempre puede ser útil alquilar un coche.

  

  

 

  

 

 

 


        

 
Estadisticas y contadores web gratis
Manuales Oposiciones